miércoles, 12 de abril de 2017

CONDENSACIÓN ACUOSA vs DISPERSIÓN DE AEROSOLES


Las teóricas fumigaciones, realizadas a doce mil metros de altura, desde aviones comerciales, al mezclarse con aire y lluvia, el producto resultante se convertiría en homeopático, es decir, en nada de nada – Alfonso Campuzano


Existe algún que otro video, que circula por las redes sociales, con títulos tan atrayentes como agresión climática, o bien ingeniería del clima, que sin dudar de las imágenes captadas, sorprenden en su intento de convencer a todas aquellas personas débiles de temple y fáciles de guiar hacia conclusiones propias de un terreno resbaladizo, como si fuera una nueva religión, al observar una filmación cercana, posiblemente conseguida por casualidad cuando, lo real, es pensar que sea resultado de un colegueo entre pilotos de aviones.
La condensación acuosa, cuya representación natural son las nubes, es decir, agua en estado gaseoso, convertida en estado líquido cuando llueve y en estado sólido cuando nieva o se hiela; es mayor cuanto más se acerca un frente nuboso, sobre todo si trae lluvia, pues se cumple unos días u horas más tarde; adquiere figuras más o menos caprichosas, incluso geométricas, según territorio, día, hora, de tal manera que, sin que extrañe, se ha llegado a realizar un atlas con sus respectivos nombres.

                     
                                                                          Imágenes de estela de condensación acuosa


Si el avión que filma se filmara a sí mismo, no cabe la menor duda, obtendría la misma imagen de dispersión de aerosoles tóxicos, sin nocturnidad, a la luz del día, para que se vea, es decir, sin esconderse, sin especificar ni aportar pruebas de su composición química, no pueden ser lo que dicen ser, porque infringirían alguna ley. Sin embargo, es negada al observador, no se incluye, se excluye, para dar más veracidad a una maquinación; porque toda fumigación, si no se quiere desperdiciar el producto químico, se hace a baja altura, con gran peligro para el piloto.

Y, para colmo, una vez obtenida, es más fácil dar rienda suelta a la difusión de su imaginación, emitiendo fabulaciones esotéricas que atraigan a personas que defiendan sus escatológicos intereses; quizá porque no había seguridad en el análisis concienzudo de lo que vieron sus ojos; porque, si fuese una prueba, es de suponer que estaría bajo el manto de un juez instructor, previo a Tribunales que juzgan delitos y crímenes de lesa Humanidad.

                           
Imágenes de estela de condensación acuosa

Además, según parece ser, a ojo de buen cubero, desde aviones comerciales, que siguen las autopistas aéreas turísticas encomendadas por los controladores aéreos, a una altura mínima de doce kilómetros, que difícilmente alcanzarían el objetivo, ya que el viento los arrastraría a puntos impredecibles, incluso donde vivieran ellos y sus familiares, además es imposible predecir dónde podrían caer y, si cayeran, se puede decir, sin miedo a la equivocación, que al mezclarse con aire y lluvia, el producto resultante se convertiría en homeopático, es decir, en nada de nada.
La curiosa, y llamativa, condensación acuosa, es denominada prueba irrefutable, al hacer pensar que el avión conecta y desconecta unos dispersores, como si fuese una ametralladora de combate, cuando lo que ocurre es que el avión, durante su vuelo, gracias a la diferencia de temperatura entre las capas de aire caliente y frío, dependiendo de la zona atmosférica que atraviese, la condensación acuosa es más o menos visible, de ahí que parezca como si abrieran o cerraran unas espitas, lo que no es, pero que sirve para confabular y manipular.
                             
 Imágenes de estela de condensación acuosa

La diferencia de temperatura entre la expulsión de los gases combustionados del motor y los –50°C exteriores, así como la diferencia de temperatura entra las distintas capas atmosféricas atravesadas por el avión, son las causante de la condensación acuosa.
Por último, en la prueba del túnel de viento, que los constructores hacen pasar a los prototipos de aviones, antes de dar su visto bueno para que vuelen, reproducen esta imagen.

Alfonso Campuzano

Sigue a @AIf0ns0

No hay comentarios:

Publicar un comentario